¿Por qué es necesaria la revisión?

“La traducción propiamente dicha es una más de las fases del proceso, que no garantiza la calidad sin una revisión por una persona distinta del traductor” Norma ISO sobre el proceso de traducción

 

¿Por qué es necesaria la revisión de un texto traducido?

La revisión de estilo y ortotipográfica es la tarea en la que un profesional revisa un texto ya redactado para detectar posibles errores u omisiones y certificar la calidad del mismo una vez finalizada su revisión.

Más concretamente en el mundo de la traducción, la revisión es indispensable para corregir pequeños errores de tipografía que hayan podido colarse en el texto, para cercionarse de que el traductor no ha omitido sin querer una palabra, una línea entera, o también para revisar el estilo del texto traducido (texto de llegada) de acuerdo con el estilo del texto original.

La norma de calidad UNE-EN 15038:2006 es una norma europea específica para servicios de traducción, que “abarca el proceso central de la traducción, así como todos los demás aspectos relacionados con la prestación del servicio, incluidos el aseguramiento de la calidad y la trazabilidad”. Esta norma establece que cualquier proveedor de servicios de traducción efectúe su tarea de una forma documentada: desde la preparación previa a la traducción del texto (estudio del texto, preparación de un presupuesto, documentación sobre el tema) hasta el proceso de validación del texto traducido (REVISIÓN) para su entrega al cliente final, asegurándonos que éste recibirá un texto de calidad.

Ottica romana
Ver las traducciones de una forma diferente

Muchas veces, sin embargo, parece que hacemos mucho hincapié en la documentación previa a la traducción e incluso durante la misma, consultando los términos que no conocemos, leyendo más acerca del tema de que nos ocupa,  pero es posible que olvidemos que una revisión final de lo traducido nos evitará errores de última hora, errores que pueden escaparse por escribir demasiado rápido, omitir una frase del texto original…

En Servicios Lingüísticos Gemma Beltran consideramos que la revisión es una fase clave del proceso de traducción, ya que sin él podemos perder un cliente porque puede creer que no ponemos suficiente atención al detalle, un hecho imperdonable si queremos ofrecer un servicio de traducción de calidad. Y no solamente ofrecemos un servicio de revisión realizado por la propia traductora sino que nuestra tarifa incluye una revisión por parte de un traductor externo tal y como prevé la norma ISO al respecto. Por estas razones seguimos el método siguiente: cuando finalizamos una traducción, la dejamos reposar. Si nos embarcásemos en su revisión acto seguido tras la traducción, es posible que pasáramos por alto algunos errores. La traductora, tras unas horas de descanso del texto, revisa toda la traducción cotejándola con el original (evitando así omisiones, malas interpretaciones del texto de origen, etc.) y finalmente, la envía a otro revisor externo para que vuelva a revisarlo. Porque cuatro ojos siempre ven más que dos.

Deje un comentario

A %d blogueros les gusta esto: