La dinámica de la interpretación de enlace

En esta entrada del blog me gustaría hablar de la interpretación de enlace. Hay muchas formas de llamarla: interpretación de acompañamiento, interpretación bilateral… pero lo que nos interesa es saber cuándo se usa, para qué se usa, y lo más importante, cómo se usa, es decir, cuál es la dinámica que se establece entre el o la intérprete y los oradores.

¿Pero en qué consiste la interpretación de enlace?

“La interpretación de enlace o bilateral consiste en transmitir lo que se dice en una conversación entre dos o más personas y se practica en diversos ámbitos, desde entornos comerciales o empresariales, turísticos, domésticos (comunidades de propietarios) o profesionales, hasta el contexto judicial o policial, médico o sanitario, etc.”

Definición de Clara Guelbenzu en su blog Boothleando.

Al fondo a la derecha se intuye la figura de la intérprete con su bloc de notas... Aunque siempre se apartan (o los apartan) de las fotos oficiales
Al fondo a la derecha se intuye la intérprete con su bloc de notas. Una muestra clara de su invisibilidad

Este tipo de interpretación se utiliza en gran medida en el ámbito empresarial y también en el político (en las cumbres bilaterales entre jefes de Estado siempre hay al menos una tercera persona: el intérprete.)

En el ámbito de los negocios, muchas veces la persona encargada de realizar la interpretación de enlace en una empresa es la secretaria de dirección, o alguien que, además de preparar las reuniones, realiza las interpretaciones cuando la situación lo requiere. Otras veces, las empresas contratan a un intérprete que, durante unas horas o días realiza la traducción de un grupo de personas (más bien reducido). Por experiencia propia, una empresa puede necesitar a un intérprete de enlace para que interprete en una reunión pero también es posible que deba traducir el menú del restaurante a la persona que no habla español, que tenga que acompañarle al banco porque hay un problema con la tarjeta y otros problemas mundanos, además de hacer de puente entre los clientes y los responsables de la empresa. Es por ello que a menudo se le llama intérprete de acompañamiento, porque dondequiera que vaya la persona que necesita interpretación, allí estará el intérprete. Una de las grandes diferencias de la interpretación de enlace con otros tipos de interpretación (consecutiva o simultánea) es que el intérprete tendrá que trabajar desde y hacia las dos lenguas en las que se desarrolle la reunión. Es decir, si el cliente es español y su invitado es francés, el intérprete tendrá que interpretar tanto las ideas del español al francés como las del francés en español, lo que requiere un dominio muy alto de ambas lenguas (sobre todo del idioma no nativo) y un esfuerzo mental también muy importante.

Sin embargo, la interpretación de enlace, por sus características, supone algunas situaciones un tanto complicadas si se desconoce su dinámica de funcionamiento. A algunas personas les cuesta acostumbrarse al hecho de estar en una mesa con alguien que te habla directamente en una lengua que no entiendes y tener al lado a una persona (a veces desconocida) que interpreta sus palabras. A muchos clientes les surgen algunas preguntas: cuando hable, ¿a quién me dirijo?, ¿a quién miro?, ¿por qué el intérprete me está hablando en primera persona?

Ante una situación en la que usted requiera una interpretación de enlace, recomiendo una puesta en situación bilateral, es decir: quién haya contratado al intérprete deberá explicarle el contexto en el que se desarrolla la reunión o situación, de qué se va a hablar, quién es la otra parte involucrada… Y por otro lado, el intérprete debería explicar cuál es su rol y cómo deben actuar las partes ya que facilita mucho la comunicación el hecho de que el cliente sepa de antemano algunas características de este tipo de interpretación para que todo vaya más rodado.

Consejos para el cliente ante una situación de interpretación:

No es necesario que se dirija al intérprete, diríjase a su interlocutor, ya que el intérprete está facilitando la comunicación entre ambos pero no es el receptor ni el emisor de las ideas, es un puente entre ambas partes.

– Es posible que, al ser una conversación específica (técnica, comercial, médica) el intérprete necesite alguna aclaración sobre el contexto o el vocabulario que está usando.

Proporcione, en la medida de lo posible, un contexto al intérprete antes de la reunión, aunque sea oralmente. De esta forma, el intérprete sabrá de qué se va a hablar en la reunión, quiénes son las partes interesadas, cuál es el motivo por el que se reúnen… ¿Es un acuerdo?, ¿hay algún problema? Toda esta información ayudará al intérprete a entender mejor las ideas que expresen sus clientes.

 Lo que hace especial al intérprete de enlace es que trabaja exclusivamente para sus clientes durante el tiempo requerido, por lo que es muy productivo, confidencial, rápido y cómodo para todas las partes.
Contratar a un intérprete de enlace para sus reuniones multilingües mostrará su profesionalidad y dará una excelente  imagen de su empresa

El intérprete le hablará en primera persona y no dirá “su cliente dice que…” o “ella me dice que le diga que…” ya que a parte de entorpecer la situación, el intérprete se pone en la piel de quién habla e intenta desaparecer al máximo. No hay necesidad de dirigirse al intérprete ni decirle «traduzca, dígale», porque ese es su trabajo. Es tan fácil como pensar que el intérprete no está, y usted se está dirigiendo a su interlocutor directamente. Más fácil y relajado, ¿verdad?

Es importante expresar ideas completas antes de hacer una pausa para que el intérprete las reproduzca. Si deja una idea a medias, el intérprete también la dejará a medias al transmitírsela a su interlocutor o tendrá que preguntarle cómo acaba, por lo que retrasará la conversación y es muy fácil que alguien pierda el hilo ( el orador, el receptor o el intérprete) de la idea.

La interpretación de enlace requiere un esfuerzo doble para el o la intérprete ya que trabaja hacia y desde las dos lenguas en cuestión en la reunión. Considere un descanso para que el intérprete pueda reponer fuerzas.

 

El verdadero valor de la interpretación de enlace

Es evidente que el hecho de contratar a un intérprete de enlace le va a facilitar mucho las cosas: no tendrá que hacer un sobreesfuerzo por hablar la lengua del otro, ni el otro la suya, o puede solucionarse el problema de la incomunicación si ninguno habla la lengua del otro. El hecho de acudir a su reunión con un intérprete de enlace experto le dará valor añadido a su empresa y a su producto porque transmite profesionalidad, da la imagen adecuada, demuestra que respeta su trabajo y el de su cliente y que le da la importancia que merece la situación. Es tan fácil como imaginar una reunión multilingüe con intérprete y una sin él.

 

A %d blogueros les gusta esto: