Reciclarse o morir

Hoy me gustaría hablar del reciclaje del traductor profesional. Todo traductor debe ponerse al día cada cierto tiempo, informarse de los nuevos software de traducción, quizás asistir a un curso sobre estos, charlas profesionales, actualización en temas legales, administración del tiempo, facturación, cursos de traducción especializada… en definitiva, reciclarse o morir. Y es que ya sea porque en el contexto laboral de hoy en día es necesaria la actualización de nuestras competencias o porque la exigencia del sector en el que trabajamos lo vuelve casi obligatorio, la formación y reciclaje profesional es imprescindible si queremos ser buenos profesionales en nuestro ámbito.

“El reconvertirse profesionalmente es un shock que una vez superado tiene todos los aspectos positivos arriba mencionados y más aún nos puede dar ese empuje final para comenzar un proyecto personal que estaba aparcado por falta de tiempo, estudiar otra carrera o profesión que tanto gusta o especializarse aún más si cabe en la actual. Se trata de redefinir la carrera,teniendo en cuenta los perfiles a los que se puede aspirar, según los requisitos formativos y las competencias personales y profesionales.”

Más que Learning 

Es posible que la idea de asistir a cursos, apuntarse a estudiar por fin ese máster que tan bien nos iría, o transformar de alguna forma nuestra situación laboral nos de pereza y miedo. Pero siempre acaban ganado la ilusión y las ganas de ser mejor profesional y por lo tanto, seguro que mejorarán nuestras perspectivas laborales. No dejemos que parezca que tenemos que formarnos porque no somos buenos profesionales, sino lo contrario: seguimos formándonos porque de verdad somos buenos profesionales. Profesionales que quieren dar lo mejor de sí mismos y ofrecer a sus clientes los mejores resultados.

Nuestro entorno cambia cada día más rápido: redes sociales, nuevos programas, nuevas ciencias, técnicas, etc. Todo un conocimiento que puede escaparnos si no tomamos las riendas y aprendemos qué está pasando a nuestro alrededor. “¿Twitter? ¿Cómo voy a usar Twitter para captar clientes?, “No, si yo paso de redes sociales..” La negación es mala consejera. Hay que adaptarse a los tiempos. La mentalidad correcta debería ser: “Vaya… no me aclaro con Twitter pero siento que hay posibilidades allí para mí. Habrá algún curso que me ayude?” La respuesta, seguramente en el 99,9 % de los casos, será que sí.

Otro ejemplo: “no tengo muy claro si estoy haciendo bien mis facturas, llevo un poco desorganizada mi contabilidad, y a veces no sé si me han pagado mis clientes.” Seguro que un curso de contabilidad o fiscalidad me iría de maravilla.” Pues sí. Y lo hay.

Hay mil y un lugares donde encontrar cursos, charlas, encuentros, conferencias, etc. para nosotros los traductores. Personalmente he asistido a varios que ha organizado APTIC. la Asociación Profesional de Traductores e Intérpretes de Cataluña, de la que soy miembro, como muchas otras asociaciones de traductores, organiza cursos, talleres, seminarios y charlas para sus miembros. Hasta la fecha he asistido, entre otros, a dos talleres de traducción literaria impartidos por Carlos Mayor, uno sobre cómo iniciarse en el mundo de la traducción siendo autónomo, y planeo pronto apuntarme al curso de corrección estilística de español que organiza la asociación en noviembre.

La formación es una buena oportunidad para conocer a personas de nuestro sector o de otro que puedan necesitar nuestros servicios
La formación es una buena oportunidad para conocer a personas de nuestro sector o de otro que puedan necesitar nuestros servicios

Además de aprender muchísimo, en estos acontecimientos se hace mucho networking, que tan de moda está y que sería lo que llamamos como “conocer gente”. Pero no gente y ya está. Gente que comparte la misma profesión que nosotros, gente con quien podemos compartir angustias, buenos y malos momentos, gente que nos puede ayudar a resolver una duda, gente en quien podemos confiar cuando tenemos un pico de trabajo y viceversa, gente que puede pasarnos un contacto para un trabajo porque sabe que encajamos con el perfil que buscan.

También hay montones de recursos de formación en línea, gratuitos y de pago, como los cursos de Coursera, de Trágora Formación, de Cálamo y Cran, y millones más que estoy olvidando. Multipliquemos estos recursos por tantas lenguas conozcamos y tenemos un universo infinito de ofertas de formación: en francés, en italiano, en inglés, etc.

Además, también es bueno hacerse miembro de organizaciones multisectoriales, como en mi caso ADEG. Decidí hacerme miembro porque a mi modo de ver es básico que un traductor profesional sea miembro de una asociación de traductores pero como autónoma, pensé que también era bueno darme a conocer en mi entorno, no únicamente entre mis compañeros de profesión, sino entre empresas de varios sectores con los que puedo establecer relaciones comerciales. En estas asociaciones, a parte del networking, de la información y de las ventajas (asesoría jurídica, contable…), también se imparte formación en una gran variedad de aspectos (debido a su cariz multisectorial) que podemos aplicar: formación comercial, contabilidad, comunicación, fiscalidad, negociación, internet, idiomas, informatica…

Los cursos, tanto presenciales como a distancia, son una excelente forma de estar al día de las novedades de nuestro sector o aprender cosas nuevas.
Los cursos, tanto presenciales como a distancia, son una excelente forma de estar al día de las novedades de nuestro sector o aprender cosas nuevas.

Y finalmente, claro está, hacer esas cosas que nos apetezcan y que aunque parezcan no tener una aplicación directa en nuestro sector laboral, pueden acabar siendo grandes bazas. Mi ejemplo: estoy asistiendo a un curso de fotografía muy interesante y de rebote, resulta que ahora soy capaz de traducir mucho mejor, el manual de una cámara fotográfica, por ejemplo, un curso de fotografía escrito en inglés, o un ensayo sobre esta técnica, porque conozco el tema en más profundidad que antes y las palabras técnicas ya cobran sentido en mi mente.

Deje un comentario

A %d blogueros les gusta esto: