Clases particulares inglés

Clases particulares o en grupo para aprender inglés

 

En esta entrada vamos a hablar de una de las preguntas más frecuentes que a menudo nos planteamos cuando queremos estudiar inglés: ¿clases particulares o en grupo?

¿Qué es mejor? ¿Me apunto a un curso con más gente, o recibo clases privadas con un profesor?

Está claro que no hay una respuesta totalmente cierta ni absoluta porque cada persona es un mundo. Cada uno de nosotros aprende diferente, pero sí que intentaremos darte algunas claves para que puedas decidir. Según lo que buscas, te convienen más clases particulares o clases de inglés en grupo.

 

En primer lugar, piensa cómo te sientes más cómodo/a.

 

Si eres de los que se siente más a gusto en un grupo pequeñito, con otros compañeros con los que charlar durante la clase, participar y no tener vergüenza al hablar delante del resto, una clase en grupo (no muy grande, eso sí, para que el profesor pueda estar por ti) puede ser una buena opción.

La ventaja de las clases en grupo (repito: no de 30 personas, sino de 5-8 personas) es que son muy amenas y divertidas. Se pueden crear debates interesantes, se aprende de los demás, y se crea un vínculo con otras personas que están en el mismo punto que nosotros.

Las clases en grupo, además, suelen ser más económicas que las particulares, y seguramente tendrás más oferta de este tipo de clases en tu pueblo o ciudad que de clases individuales. Todo esto son puntos a favor de las clases en grupo.

Si por el contrario eres una persona más bien tímida, o tienes una relación “conflictiva” con el inglés (te da mucha vergüenza, lo pasas mal…) las clases en grupo serán más complicadas para ti.

También es verdad que es muy bueno enfrentarse a los propios miedos y lanzarse a la piscina, pero quizás en tu caso recomendaríamos que empieces con clases particulares. Tú y el profesor o profesora, y cuando te sientas más tranquilo con tu nivel de inglés, puedes incorporarte a un grupo de alumnos para mirar de frente a tus miedos y decirles, see you never!

 

Qué objetivo tienes o quieres conseguir con tus clases de inglés.

 

En nuestra opinión, saber qué esperas de tus clases será muy importante a la hora de decidir si te va mejor un grupo o clases individuales.

Por ejemplo: si un alumno tiene un nivel muy alto pero quiere reforzar un aspecto concreto (mejorar su pronunciación, vocabulario, etc.), muchas veces recomendamos clases particulares en lugar de grupos.

Un profesor privado o particular podrá preparar contenidos específicos para aquello que el alumno quiere aprender. En un grupo, el profesor tendrá que adaptar la clase a los objetivos de todos.

Por eso, para mejorar aspectos concretos del inglés, casi siempre recomendamos clases particulares.

Si, por otro lado, lo que quieres es ir a clases de conversación sin un objetivo concreto más que el de coger fluidez, un grupo puede ser muy útil porque aprenderás de los demás. Podrás participar en debates con más de una persona, y mejorarás mucho tu nivel.

Como decíamos al principio, no hay una opción buena o una opción mala. Simplemente se trata de escucharse a uno mismo y de ver de qué forma aprendemos mejor según nuestra forma de ser y nuestros objetivos.

También hay que tener en cuenta los precios de las clases. Si conocemos a un profesor particular con el que congeniemos mucho y nos encanta, o si encontramos un grupo de gente con el que nos llevamos bien y las clases de inglés se convierten en el mejor momento de la semana.

 

La cuestión es probar, ver si nos gusta el método que hemos elegido, y si no, cambiarlo.

 

Sobre todo, no dejes el inglés porque te has topado con un grupo con el que no encajabas o un profesor que no te gustaba.

Sigue buscando, seguro que encontrarás tu camino.

 

Y tú, ¿qué tipo de clases de inglés prefieres? ¿Te parece que aprendes diferente en un grupo que en una clase privada? ¡Cuéntanoslo en los comentarios y comparte si te ha gustado!

 

No hay comentarios

Deja un comentario