maquetación de traduciones

¿Qué es la maquetación de traducciones y por qué la necesitas?

 

¿Has oído hablar alguna vez de maquetación de traducciones? Quizás no, pero si eres cliente de traducciones, sabrás que muchas veces, cuando tu agencia o traductor te mandan el texto traducido, el formato no está bien.

Y cuando digo que el formato no está bien, digo que el documento final es un desastre.

A causa de las diferentes longitudes de las frases en diferentes idiomas (el inglés, como todos sabemos, es más breve que el español, por ejemplo, o necesita muchas menos palabras para decir lo mismo), los textos se desconfiguran y, a pesar de que el texto original, por ejemplo, en inglés tenía bien el formato, al traducirlo no hay manera de que quede presentable.

Aquí es donde entra en juego la maquetación de tus traducciones.

 

La maquetación o desktop publishing es el oficio de introducir textos e imágenes en documentos de todo tipo para su edición, publicación, presentación, etc.

 

En definitiva, la maquetación hace que tu texto traducido se vea igual que el texto original en el otro idioma.

¿Y por qué es importante para ti, como cliente de traducciones?

Si en tu empresa ya tenéis un departamento de diseño, quizás no te hará falta que tu agencia de traducciones te mande el documento maquetado.

Pero si, al contrario, cuando recibes el documento traducido te da un ataque al corazón al verlo todo descolocado y no sabes qué hacer, la solución es pedir a tu agencia de traducción que al finalizar la traducción, te maqueten el texto para que quede como el original que tú les habías enviado.

Evidentemente, este trabajo adicional de un diseñador implicará una línea más en tu presupuesto de traducción, pero podrás estar tranquilo por varias razones:

  • El maquetador de tu agencia de traducción, muy probablemente conoce los dos idiomas (el del texto original y el traducido, por lo que no se equivocará al colocar los textos en el documento).
  • Si el maquetador/a no conoce alguno de los dos textos, tendrás la tranquilidad de que está en contacto directo y constante con tu agencia de traducciones, por lo que podrá preguntarles si los textos están bien colocados o no.
  • Además, el traductor o revisor de tu texto, cuando el maquetador haya acabado su trabajo, revisará que todos los textos estén donde deben y que no se ha dejado nada en el tintero.

 

En definitiva, la maquetación implica que una vez se ha finalizado una traducción, el profesional trabaja sobre el documento traducido para que se parezca lo máximo posible al original mediante el uso de programas de maquetación como PageMaker, QuarkXPress, InDesign, FrameMaker, Illustrator, Photoshop, etc.

 

¿Cómo sé si mi texto necesitará una maquetación de traducciones?

 

Normalmente, tu traductor o la persona de contacto de tu agencia de traducción te indicarán si tu texto puede necesitar una maquetación.

Las personas que trabajamos en este sector, muchas veces, cuando abrimos un documento, ya vemos que su formato va a dificultarnos el trabajo, y que cuando acabemos de traducir todo el texto quedará desmontado.

Quizás también puede que haya imágenes que lleven texto, por lo que todo esto necesitará una maquetación.

Normalmente, en Gemma Traductora comentamos al principio del proyecto a nuestro cliente que su texto posiblemente necesite maquetación.

A veces, el cliente nos dice que ya se encargará su departamento de diseño gráfico. En estos casos, le mandamos el texto traducido tal cual.

A veces, algunos clientes nos piden que incluyamos la maquetación en el presupuesto. En este caso, al acabar la traducción, nuestro maquetador prepara el texto final que el cliente podrá usar directamente sin más retoques.

Así que a partir de ahora, no entres en pánico cuando veas un documento con formatos raros: ¡pide presupuesto y recibirás el documento final listo para usarlo como tú quieras!

 

¿Y tú, has usado ya este servicio de maquetación? ¿Han dejado tu texto igual que el original?

¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios y comparte si te ha parecido útil!

 

No hay comentarios

Deja un comentario